consejos belleza moda tips ropa tendencias videos tutoriales dietas

Tips y trucos de belleza

Para toda ocasión

Mantequilla para unos senos más firmes

El paso del tiempo, el peso del seno y el hecho de no emplear los sostenes apropiados son algunos de los factores que pinchan que los pechos se abatan y que la firmeza que los determina durante nuestros años de juventud evapore.

Aunque, por suerte, existen remedios caseros que admiten tener unos senos más firmes sin necesidad de someternos a costosos tratamientos estéticos o a lujosas operaciones de cirugía plástica. ¡Descubre uno de ellos hoy mismo!

Ingredientes:

  • Una cucharada de mantequilla
  • Un puñadito de perejil picado (logra ser fresco o seco)

Pasos a seguir:

  • Mezcla la mantequilla con el perejil.
  • Extiende el compuesto sobre los senos realizando un suave masaje en el sentido de las agujas del reloj.
    Dedica dos o tres minutos a masajear cada seno y, después, deja la mezcla sobre ellos unos minutos más para que actúe durante media hora.
  • Transcurrido ese tiempo, aclara con abundante agua.
  • Aunque es complicado cuando no hace demasiada calor, es importante que, al retirar el producto, lo hagas utilizando agua fría, ya que esta activará la circulación y te ayudará a tener unos senos más firmes de un modo completamente natural.
  • Otra buena idea puede ser aclararlos con agua templada y, después, pasar un cubito de hielo sobre ellos, una práctica que, aunque tampoco es apta para las mujeres más frioleras, resulta mucho más llevadera que el hecho de rociar los pechos con agua muy fría.
  • Pon en práctica este truco de belleza casero todos los días para conseguir unos pechos firmes y turgentes y evitar la flaccidez de la zona.